Guía de materiales

SILICONA

Para nosotros, sin lugar a dudas, la silicona es uno de los mejores materiales para la fabricación de juguetes eróticos, ya que soluciona muchos de los inconvenientes que tienen otros materiales y permite una higiene perfecta. A continuación mostraremos los pros y los contras; para que se puedan sacar las conclusiones adecuadas.

VENTAJAS DE LA SILICONA

La silicona (silicona quirúrgica) es un material químicamente inerte, por lo que no reacciona con nada. Esto quiere decir que se trata del material más seguro que puede entrar en contacto con nuestro cuerpo, puesto que no nos va a causar ningún tipo de reacción (como una alergia o inflamación).
Clínicamente testada y 100% hipoalergénica, la silicona es ideal para aquellas personas que buscan un juguete de gran calidad o aquellas que tienen problemas dermatológicos. No huele a nada, no sabe a nada. Se trata de un material que mantiene la temperatura corporal y es firme a la vez que suave. En una escala de 0 a 10 en flexibilidad, a los juguetes de Silicona les podemos calificar con un 7; con lo que tenemos una flexibilidad similar a los de Jelly.

INCOVENIENTES DE LA SILICONA

La silicona quirúrgica es un material bastante caro; por lo que los juguetes eróticos de esta clase tienen precios elevados.
Pocas marcas suelen utilizar silicona quirúrgica 100%; ya que la normativa internacional permite a los fabricantes vender juguetes etiquetados como de "Silicona" si contienen un 10% de este material en su composición. Tendremos que conocer la marca y el producto para saber cuanta cantidad de silicona posee realmente y con que está mezclado.
Las marcas que normalmente fabrican sus productos con silicona quirúrgica 100% son: Fun-Factory, Tantus, Rocks-Off, etc. aunque también depende del producto en cuestión. De todos modos, suele estar especificado en el producto, debido a que es una distinción de calidad que además lo encarece bastante debido a lo caro del material.
Los juguetes de silicona, a pesar de lo que se pueda pensar, no se pueden utilizar con lubricantes de silicona.
El motivo se encuentra en que las moléculas de silicona se unen al entrar en contacto unas con otras, por lo que si se aplica un lubricante de silicona a un juguete de silicona, el juguete absorberá el lubricante; produciéndose una fusión que puede terminar por degradarlo definitivamente.

 LIMPIEZA DE LA SILICONA

La silicona es el único material que, junto con los juguetes de cristal (=Pyrex) y los de metal (=Acero o aluminio), puede esterilizarse completamente, lo que permite la máxima higienización.
No es porosa, por lo que no absorbe olores, bacterias, ni fluidos; y puede desinfectarse con alcohol, jabón antibacterias o una disolución de lejía al 10%.
La silicona quirúrgica se puede meter en la parte de arriba del lavavajillas y puede hervirse hasta unos 315ºC.
La silicona es prácticamente indestructible. Bien cuidada puede durar toda la vida, por lo que es una inversión de la que es difícil arrepentirse.
De todos modos, como con todos los juguetes es recomendable guardarlo con una funda para su mejor cuidado y mantenimiento.

LÁTEX

El látex (rubber en inglés), como sabemos, está presente en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana (guantes de cocina, botones del mando a distancia, botones del móvil). Es un material bastante barato que se puede moldear en muchas formas, y por eso ha sido siempre uno de los más populares en la industria de los juguetes eróticos. Normalmente, los juguetes de látex se presentan en color carne o negro, aunque también se pueden encontrar en otros colores.

VENTAJAS DEL LÁTEX

Hay una gran variedad de juguetes de látex, con todas las formas imaginables. Se fabrican para uso vaginal y anal. Su relación rigidez/flexibilidad es muy buena: se mantienen firmes, pero admiten un cierto grado de flexibilidad. En una escala de 0 a 10 en flexibilidad, a los juguetes de látex les podemos calificar con un 6; quedando un punto por debajo de los juguetes de gelatina. El precio de estos juguetes suele ser medio; ni muy elevado como los juguetes de silicona ni tan barato como los de gelatina.
Lo mejor de los juguetes de látex es que se pueden usar tanto con lubricantes a base de agua como a base de silicona, así que no hay que preocuparse de cual elegir.

INCOVENIENTES DEL LÁTEX

El látex es un material bastante poroso, lo que significa que pueden absorber olores y albergar bacterias; por lo que no deben compartirse. La única manera de preservar perfectamente un juguete de látex es usando un preservativo (=condón); que casualmente está hecho también de látex, aunque como son de un solo uso el problema de la porosidad no les afecta.
Otro inconveniente es que tanto las vaselinas como los aceites dañan irreparablemente el látex.
Por otro lado y debido a su porosidad, los juguetes del látex presentan una mayor dificultad de limpieza.
Por último hay que comentar que indudablemente, las personas con alergia al látex NO pueden usar estos juguetes.

LIMPIEZA DEL LÁTEX

Nunca hay que usar alcohol para desinfectar este material, podríamos dañarlo seriamente.
La mejor forma de limpiar un juguete de látex es utilizando agua tibia y un jabón neutro o antibacterias (no muy fuerte) o un limpiador específico para juguetes eróticos.
Es recomendable dejar que el juguete se seque al aire libre y luego guardarlo en una funda.
No debe mezclarse con otros juguetes ya que pueden deteriorarse con facilidad (puede suceder que los colores se difuminen o que las formas se degraden).
Para mayor higiene es conveniente lavar siempre el juguete antes de volver a usarlo.

JELLY (GELATINA)

Jelly (Gelatina en español) es un material muy semejante a la gelatina culinaria. Los juguetes de gelatina suelen ser transparentes y presentarse en un sinfín de colores brillantes. Es uno de los materiales más usados en la industria de los juguetes eróticos ya que permite crear una gran variedad de formas y tamaños sin demasiado esfuerzo; con lo que el coste se reduce. Por ello, la gelatina es sin duda una de las mejores elecciones para quienes se inician en el mundo de los juguetes eróticos.

VENTAJAS DE LA GELATINA

Los juguetes de gelatina son de los más baratos. Por lo tanto, para quien nunca ha probado un juguete erótico y no sabe si le va a gustar la experiencia o no, la gelatina es la mejor opción. Los juguetes de gelatina tienen bastante flexibilidad; manteniéndose firmes pero ofreciendo cierto grado de flexión. En una escala de 0 a 10 en flexibilidad, a los juguetes de gelatina les podemos calificar con un 7; quedando un punto por delante de los juguetes de látex.

INCOVENIENTES DE LA GELATINA

La gelatina está compuesta de PVC (plástico) al que se le han añadido unas sustancias químicas (ftalatos) con el fin de hacer el juguete más suave y flexible. La ftalatos se encuentran en muchos materiales de nuestra vida cotidiana (en neumáticos del coche, en cables de electricidad, en ensaladeras de cocina, en la laca de uñas, en los plásticos para envolver alimentos y en algunos juguetes de niños). Pero hay que tener en cuenta que estas sustancias han pasado por momentos de grandes críticas (se puede encontrar mucho sobre ello en internet).
Por las respuestas de los organismos de control europeos parece ser que estas sustancias pueden llegar a ser tóxicas o no dependiendo de a que personas vaya dirigidas; por lo que no estaría de más saber que grupos son los de riesgo.
Los estudios que se han llevado a cabo sobre la toxicidad de los ftalatos han determinado que suponen un riesgo importante para los fetos y bebés. Por eso la directiva de la Unión Europea 2005/84/EC prohíbe el uso de los ftalatos en los juguetes para niños. El Centro para la evaluación de los riesgos en la reproducción humana (CERHR) ha realizado investigaciones que confirman la toxicidad de los ftalatos en el desarrollo de los fetos masculinos de ratones y humanos. Por ello, se recomienda a las embarazadas y a las mujeres que estén dando el pecho evitar la exposición a estas sustancias químicas. Aparte de estos grupos de población, la UE no ha prohibido expresamente el uso de los ftalatos. Recomienda, no obstante, que se establezcan medidas que limiten el riesgo de contaminación por ftalatos a los trabajadores de fábricas que sintetizan estos productos y a los adultos que estén sometidos a hemodiálisis durante extensos periodos de tiempo. Hay que tener en cuenta que muchos de los materiales médicos de clínicas y hospitales están compuestos en muchos casos por estas sustancias; por ello simplemente tenemos que conocer sobre el tema y ver en que grupo nos encontramos, y así sabremos con certeza si puede ser nocivo o no para nosotros.
Otro inconveniente es que tiene un fuerte olor a plástico, olor que no se va por mucho que laves el juguete. A algunas personas esto no les importa y a otras en cambio les molesta. A veces podrás ver burbujas en el interior del juguete y en ocasiones los juguetes de gelatina no tienen la mejor de las terminaciones que cabría esperar: puedes encontrar filos del molde que deberás recortar o limar antes de usar el juguete.
Por último, los juguetes de gelatina deben emplearse únicamente con lubricantes a base de agua. Los de silicona y base aceitosa pueden deteriorar la gelatina a largo plazo.

LIMPIEZA DE LA GELATINA

En su limpieza e higiene no puede emplearse alcohol o detergentes para la vajilla, e incluso los jabones anti-bacterias de la farmacia pueden llegar a ser demasiado fuertes. Lo único que se recomienda para este tipo de juguetes es agua tibia y jabón suave, o en su defecto, un limpiador específico de juguetes eróticos de gelatina (hay que tener en cuenta que este material es muy poroso).
Es muy importante guardar bien cualquier juguete de gelatina; nunca mezclarlo con juguetes de otros materiales, ya que podría deteriorarse. Debe conservarse por separado del resto de juguetes en una funda. La gelatina puede absorber olores y bacterias; por lo que no debe compartirse este tipo de juguete con otra persona.
Por último; la mejor manera de alargar la vida de estos juguetes, de compartirlos con tu pareja y de minimizar posibles riesgos para tu salud, es utilizando un preservativo (=condón).

PVC

El PVC (policloruro de vinilo) es lo que todos entendemos por plástico. Este material se ha convertido en una parte esencial de nuestras vidas cotidianas (desde las botellas de agua hasta los bolígrafos que usamos). Un juguete de PVC es duro, rígido y con una superficie lisa y suave. Este material fue uno de los primeros que se empleó en la fabricación de juguetes sexuales y aunque hoy ha sido superado por otros materiales, cuenta con muchos adeptos.

VENTAJAS DEL PVC

Los juguetes de PVC transmiten muy bien las vibraciones. A algunas personas les gusta mucho este tipo de juguete, pues su rigidez permite estimular mejor ciertas zonas esquivas, como el punto G (tanto el femenino como el masculino). También es un material estupendo para los estimuladores del clítoris.
Los juguetes de PVC se pueden usar con cualquier lubricante, ya sea de base acuosa o de silicona.
Y la última de las ventajas es que tienen un precio más que razonable.

INCOVENIENTES DEL PVC

No es el juguete idóneo para penetraciones rápidas e intensas, pues al ser tan rígido, podría ocasionarnos dolor y molestias. En una escala de 0 a 10 en flexibilidad, a los juguetes de PVC les podemos calificar con un 1; ya que no poseen ninguna flexibilidad. Algunos grupos ecologistas hacen campaña en contra de la utilización del PVC. Esto no es porque el PVC sea tóxico para los humanos; ya que hay que tener en cuenta que se usa para la canalización del agua potable. Lo que si es cierto es que el PVC no se degrada fácilmente, por lo que el proceso de reciclaje de este material es muy costoso.

LIMPIEZA DEL PVC

Éste es uno de los juguetes que mejor se limpian. EL PVC es el único material, junto al cristal y el metal, que se puede desinfectar con alcohol. Podemos frota el juguete con un algodón empapado para limpiarlo y enjuagarlo después para que no queden restos de alcohol que puedan irritar
la zona la próxima vez que se use.
Bien conservado, este juguete va a durar años. De todas formas, pese a ser rígido, estos juguetes pueden agrietarse si los dejas caer al suelo y presentar arañazos si no los guardas adecuadamente; por lo que aconsejamos guardarlo en un funda para evitarlo.